Pintar con esponjas: la técnica del esponjado
Si te gustan las manualidades y el reciclaje, no te puedes perder la actividad que te presento hoy porque puede ser perfecta para ti.

Como ya habrás adivinado por el titular de nuestro post, te vamos a explicar cómo poner en práctica la técnica del esponjado. Una actividad tan sencilla como decorar utilizando esponjas viejas que tengas por casa. ¿Te animas? ¡Pues manos a la obra!

Una técnica fácil, divertida y económica

La técnica del esponjado te permitirá decorar cualquier rincón de tu hogar, mueble o superficie, para conseguir diseños realmente sorprendentes, mientras ahorras algo de dinero de casa.

Los materiales que vas a necesitar para realizar esta manualidad son: pintura especial que se adapte a la superficie que quieres decorar; pinceles y brochas para perfeccionar tu decoración; y esponjas que tengas por casa.

Prepara la superficie

Lo primero de todo será preparar la superficie de tu pared, que deberá estar completamente limpia y uniforme. Así que, si lo consideras necesario, no te olvides de reparar todos esos imperfectos utilizando masilla reparadora. Y lija también la superficie para lograr un acabado completamente liso.

Pintar con esponjas: la técnica del esponjado

Aplica una pintura base

Cuando tu superficie esté lista podrás aplicar dos capas de la pintura que hayas elegido. Esas capas serán la base que deberás trabajar con ayuda de las esponjas.

Desde Bricomanias te recomendamos elegir dos pintura diferentes, pero que combinen entre sí. ¿Por qué? Muy sencillo, cuando apliques sobre la superficie las esponjas humedecidas en pintura de otra tonalidad diferente, conseguirás una bonita textura en dos colores.

Y después decora con esponjas

Y no olvides esperar a que la superficie se haya secado por completo, antes de decorar con suaves toques con ayuda de las esponjas. Además, acuérdate de retirar el exceso de pintura, y escurrir bien las esponjas.

Si no te consideras un gran experto en este tipo de actividades, puedes realizar alguna prueba en otra superficie para adquirir cierta práctica. Y recuerda que puedes utilizar esponjas de diferentes tamaños, formas y diseños.