Cómo pintar los muebles de tu cocina
Es bastante normal que con el paso del tiempo ciertas zonas de la casa como la cocina pierdan esa alegría y color del principio.

En el caso de que notes de que a tu cocina le hace falta un nuevo aire, no pierdas detalle de los siguientes consejos para poder pintar los muebles de la propia cocina y conseguir crear un espacio totalmente nuevo.

Qué tipo de pintura usar

A la hora de pintar el mobiliario de la cocina debes optar por esmaltes que sean de calidad como es el caso de los esmaltes sintéticos. Este tipo de esmaltes son perfectos para la cocina ya que son bastante resistentes y duraderos. Otra de las grandes ventajas de esta pintura es que se puede lavar perfectamente y dejar los muebles como nuevos. Basta con coger un rodillo y aplicar directamente en la superficie de los muebles. Sólo debes elegir el color que más te guste y conseguir un acabado en mate, en brillo o en satinado.

Cómo pintar los muebles de tu cocina

Pasos a la hora de pintar los muebles

Antes de empezar los muebles de la cocina debes empezar por quitar los tiradores de los mismos para que puedas pintar sin problemas. En el caso de los armarios es conveniente quitar las bisasgras de las puertas para que puedas pintar las mismas más cómodamente. Después de pintar los muebles puedes aprovechar para poner tiradores nuevos y conseguir una cocina totalmente renovada y como nueva. Acto seguido debes limpiar lo mejor posible la superficie de todos los muebles para que el resultado final sea el deseado. Friega en primer lugar con agua y jabón y posteriormente aplica algún producto antigrasa que te ayude a terminar con la suciedad más complicada. Deja secar los muebles y ya puedes empezar a pintar los mismos del color que quieras para conseguir renovar toda la cocina.

A la hora de aplicar el esmalte elegido hazlo poco a poco y con la ayuda de un rodillo. Pásalo en el mismo sentido y deja secar durante un día entero. Pasado el tiempo puedes aplicar otra capa más de pintura y esperar a que se seque durante otras 24 horas. Acto seguido puedes aplicar un protector para que la pintura dure mucho más. Por último sólo te queda volver a colocar los tiradores y las bisagras y dejar la cocina perfecta y como nueva. Como has podido ver no es para nada complicado y conseguirás tener los muebles de tu cocina como si lo hubieras comprado.