Pintar madera
La madera es uno de los materiales que más decoran el hogar, pero también el que más cuidados exige. El paso del tiempo, el uso frecuente y un incorrecto cuidado de nuestra madera terminan por pasar factura. Para conseguir que nuestro mueble luzca como el primer día, nada mejor que pintar la madera, siguiendo los sencillos trucos que te ofrecemos a continuación.

Lo primero que vamos a necesitar para poder realizar nuestra tarea de hoy será un bote de pintura especial para madera. Acércate a tu tienda de bricolaje más cercana y escoge el producto que más se adapte a tus necesidades. No olvides que antes de aplicar tu pintura o cualquier otro material, tendremos que lijar y limpiar la superficie para conseguir un buen resultado.

Asimismo, si tu madera estará al aire libre, y por lo tanto expuesta a las inclemencias climáticas, será mejor que protejas tu superficie con productos específicos para cuidar la madera, y que resista en perfectas condiciones mucho más tiempo.

Con ayuda de una brocha deberás aplicar la pintura sobre tu mueble, siempre en trazos verticales y constantes. Si en lugar de pintura vinílica, que se deberá aplicar con una brocha tradicional y de cualquier tamaño, tienes pensado utilizar laca, no olvides que para emplear este producto es recomendable utilizar una pistola neumática.

Toma buena nota de todos estos prácticos y sencillos trucos cuando tengas que pintar tu viejo mueble de madera. Una tarea divertida, fácil y rápida que está al alcance de todos nuestros lectores. Así que piensa en un diseño y reúne todos los materiales necesarios para actualizar por completo tu viejo mueble.

Una tarea ideal para las aburridas tardes de invierno, con la que podrás dar nueva vida a tus muebles antiguos, e incluso recuperar los de exteriores.