Pintar una chimenea exterior
¿Tienes que pintar una chimenea exterior de tu barbacoa de jardín, pero no sabes cómo hacerlo ni tampoco por dónde empezar? En ese caso echa un vistazo a los consejos que te explicamos a continuación que te ayudarán a recuperar en pocos y sencillos pasos este elemento tan tradicional y que tanto utilizamos durante los meses de verano.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de restaurar una barbacoa es que deberás utilizar materiales especialmente recomendables para superficies al aire libre. Seguro que en cualquier tienda de bricolaje encuentras todo lo que necesitas y cuando lo tengas podrás comenzar por delimitar la zona que quieres pintar con cinta de carrocero.

Antes de aplicar la pintura, no te olvides de dar una capa de fondo fijador al agua, mezclando las cantidades tal y como indica el fabricante en el envase. A continuación tienes que aplicar el producto por todas las esquinas y zonas de unión con la ayuda de una brocha para recortar, protegiéndote las manos con guantes de plástico.

Para extender el fondo fijador más cómodamente por el resto de la chimenea de tu barbacoa puedes utilizar también un rodillo. Y una vez que este material se haya secado por completo podrás aplicar la pintura especial para superficies exteriores. En este sentido, conviene apostar por un producto que resista a la humedad y a los cambios bruscos de temperatura.

Para terminar, y con la pintura ligeramente húmeda, puedes retirar la cinta de carrocero y esperar el tiempo recomendado por el fabricante antes de empezar a utilizar tu barbacoa. Como te habíamos prometido, se trata de una tarea muy sencilla y rápida que está al alcance de cualquier aficionado al bricolaje.