Cómo pintar una pared de hormigón para que parezca de piedra
Es posible que en tu hogar tengas paredes de bloques de hormigón y que simplemente te hayas cansado de verlas siempre con ese aspecto frío y de construcción. Quizá tengas esas paredes en el sótano, en tu terraza o patio, pero si quieres cambiarles el aspecto no es necesario que tengas que hacer un gran proyecto de rehabilitación para darle un aspecto nuevo.

Sólo necesitarás un poco de paciencia y creatividad, conseguirás que tus paredes de hormigón puedan tener un aspecto totalmente renovado y que parezca que han sido sustituidos por sofisticados y elegantes muros de piedra decorativa, hecha de colores neutros que pueden combinar con cualquier esquema de color. ¿Quieres averiguar cómo conseguirlo y que tanto tú como tus invitados quedéis maravillados con los resultados?

Paredes limpias

Lo primero que tendrás que hacer es limpiar las paredes de hormigón con un limpiador concreto que encuentres en la tienda o con una solución casera eficaz: media solución de vinagre con la otra mitad de agua. Después de limpiarlas deberás esperar a que se sequen completamente.

Planificación de colores

Deberás pintar con una pintura adaptada a hormigón. Empieza con un color beige o marfil y deja que se seque (también puede ser un color más oscuro pero en beige quedará mejor), ésta será la parte que quedará entre las piedras pintadas. Después utiliza cuatro recipientes diferentes y añade cuatro colores: gris, crema, marrón y canela. Utilizarás estos colores para crear combinaciones en los bloques que serán: gris y crema, canela y crema, gris y marrón y crema y marrón.

Para poder espaciar los colores en los diferentes bloques de hormigón deberás coger un pincel y organizar las combinaciones de colores por la pared. Así podrás espaciar los colores y evitar que la misma combinación de colores aparezca con demasiada frecuencia.

Cómo pintar una pared de hormigón para que parezca de piedra

Pintar las paredes

Después de tener toda la pared bien organizada, deberás empezar a aplicar el color como base con un pincel, después limpia el pincel y coge el segundo color de la combinación y aplícalo sobre la parte superior del mismo lugar en un lugar al azar, que quede desordenado. Después usa una esponja para difuminar los bordes del color superior. Deja que las líneas en color crema pintadas al principio queden limpias y a la vista como fondo.

Después ves combinando las diferentes parejas de color y continua bloque por bloque hasta acabar la pared. Si algún color mancha el color de fondo, espera que se seque y usa un pequeño pincel para corregir el fallo y aplicar el color adecuado encima.