Pintar una silla de metal del jardín
Si te gusta el bricolaje y disfrutas haciendo tú mismo las reparaciones del hogar, no te pierdas las manualidades y los consejos que te ofrecemos a diario en nuestra revista online. Unas actividades que están al alcance de cualquier persona y de todos los bolsillos.

En esta ocasión te explicamos cómo reparar la silla metálica de tu jardín en pocos y sencillos pasos para que recupere su aspecto del primer día. Así que toma nota y no pierdas detalle.

Lo primero de todo será repasar la estructura metálica de tu silla con una herramienta multifunción que tenga una lija especial para metal de grano medio. Retira el polvo y la suciedad con un trapo humedecido en alcohol para que la pintura agarre mejor.

Cuando hayas hecho esto podrás pintar la silla de metal con el color que más te guste. Desde Bricomanias te recomendamos que utilices un esmalte sintético brillante, especial para materiales metálicos que están a la intemperie y por lo tanto sometidos a todo tipo de inclemencias climáticas.

Antes de dar color tendrás que mezclar el producto con un 10% de disolvente especial para esmaltes sintéticos, siguiendo las recomendaciones que indica el fabricante en el envase. A continuación podrás aplicar el esmalte con una pistola, y no te olvides de respetar el tiempo de secado entre una y otra capa para conseguir los mejores resultados.

Como te habíamos prometido se trata de una manualidad muy sencilla de realizar que está al alcance de todos nuestros lectores y con la que podrás conseguir que tu silla parezca como recién salida de la tienda, y sin gastar mucho dinero. Así que olvídate de comprar una nueva para tu jardín y recupera tu viejo mueble en pocos y sencillos pasos.