Posavasos de fieltro
Pocas cosas son tan divertidas, fáciles y baratas como las manualidades. Una interesante manera de pasar una tarde en familia y al mismo tiempo estimulando la creatividad de nuestros hijos. Y si no te lo crees, te invito a ponerte manos a la obra con la tarea de hoy que consiste en diseñar unos simpáticos y originales posavasos de fieltro.

Puedes escoger el diseño que más te guste, ya sean dibujos geométricos o divertidos animales, aunque yo te propongo hacer unos posavasos con forma de huella de perro. Para empezar, deberás reunir los siguientes materiales: fieltro negro y blanco, tijeras y cola blanca. Unos artículos que encontrarás sin problemas, puede que incluso ya tengas en tu hogar y no necesites comprar nada.

Cuando tengas todos estos objetos tendrás que empezar realizando un dibujo con la típica huella de perro. Aunque es un diseño sin grandes complicaciones, si te resulta más cómodo puedes comprar una plantilla en cualquier tienda de manualidades o bien buscar un diseño ya hecho y copiarlo.

Utilizando este dibujo como referencia, deberás recortar el fieltro blanco con las huellas de perro que a continuación tendrás que pegar o coser sobre el fieltro negro. Aquí no termina la manualidad de hoy, porque las posibilidades son infinitas.

No tengas miedo de poner a prueba tus propias ideas o las sugerencias de los pequeños de casa para crear unos posavasos lo más innovadores posibles. Te recuerdo que puedes saltarte algún paso o incluso añadir nuevos detalles decorativos, por ejemplo abalorios, lentejuelas o adornos que tengas en casa y no utilices.

Si no quieres complicarte demasiado, prueba a diseñar posavasos en forma de flor y con diferentes colores. Una manualidad barata, fácil y rápida, que podemos realizar en cualquier momento. Anímate a probar y explotar tu lado más creativo.