Preparar abono orgánico
El artículo de hoy está dedicado a todos aquellos afortunados que tienen un jardín en su hogar, un lujo que se escapa de las manos de muchos de nosotros que no podemos disfrutar de ese maravilloso día de sol. El único inconveniente es que requiere un mantenimiento muy riguroso si queremos disfrutar de él en excelentes condiciones, aunque para eso tienes la pequeña guía de consejos que te ofrecemos regularmente a través de nuestra publicación online.

En esta ocasión te explicaré cómo puedes preparar abono orgánico con el que poder aumentar la fertilidad de la tierra para que tus plantas crezcan más sanas y fuertes que nunca. Lo mejor de todo es que al haber preparado tú mismo este producto, sabes que puedes utilizarlo con absoluta confianza porque está libre de ingredientes químicos. Y es que para obtener abono orgánico tan sólo necesitas un poco de tierra y ese cariño especial que tanto necesitan las plantas y las flores para lucir siempre tan bonitas.

Tal vez ya lo sabes, pero en cualquier caso te recordaré que existen una serie de alimentos que puedes utilizar para preparar este abono, y son por ejemplo las cáscaras de huevo, las frutas, el café usado, el estiércol y la hierba, entre otros. El primer paso será cavar un pequeño pozo de unos 50 cm de profundidad por unos 50 cm de diámetro, después tendrás que incorporar todos estos elementos, siendo recomendable colocar en el fondo todos los restos de poda y encima los residuos orgánicos, y para terminar tendrás que colocar un poco de tierra encima.

Diariamente debes acordarte de agregar un poco de agua en el abono, porque la humedad es muy importante para que el abono se descomponga. Una vez que hayan transcurrido entre dos o tres meses ya estará listo para ser utilizado, así que empieza a prepararlo cuanto más te convenga.