¿Problemas con las cerraduras?
¿A que seguro que en algún momento de tu vida has tenido problemas con la cerradura que casi termina por agotar el límite de tu paciencia? Pues después de leer este artículo y de conocer una interesante selección de consejos muy fáciles de poner en práctica, todas estas molestias e inconvenientes serán agua pasada.

Sin necesidad de recurrir a un profesional y de una manera rápida y fácil podemos solucionar casi cualquier cosa que nos propongamos, y es que en muchos casos lo que a simple vista parece muy difícil de realizar, es en realidad una cuestión de paciencia y de destreza, sin olvidar tampoco la puesta en práctica de unos pequeños trucos. El primero de ellos es tan sencillo como lijar la cerradura, evitando siempre el cierre normal, también debes asegurarte de que las bisagras se encuentran en perfecto estado, por si tienes que reemplazarlas por otras nuevas.

En el caso de que tu cerradura sea plana es aconsejable disponer de un lubricante en aerosol con el que rociar el interior de la cerradura, un truco que en muchos casos funciona, pero que sin embargo en otras situaciones sirven de bastante poco en función del estado en que se encuentre la cerradura. Aunque antes de esto, puedes probar un último intento al que también recurren incluso los cerrajeros expertos, y que consiste en liberar la cerradura con media llave, si no sabes dónde conseguirla puedes pedir en tu ferretería habitual que te fabriquen una llave común pero que le quiten uno de los lados.

Y si después de todos estos consejos sigues sin poder solucionar el problema, la única solución será llamar un especialista. No obstante te recomiendo que si en la medida de lo posible puedes tratar de solucionar tú mismo la situación, es aconsejable que lo intentes, y así te evitarás una cantidad de dinero que seguro que te viene muy bien para otras cuestiones domésticas.