Ideas para decorar el árbol de Navidad
La Navidad ya está aquí, de hecho cada año llega antes, así que más vale estar preparado y pensar nuevas y creativas ideas para adornar nuestro hogar y que no nos pille por sorpresa. A continuación te invito a descubrir una serie de interesantes y originales propuestas para decorar el adorno más clásico y típico de estas fiestas: el árbol de Navidad.

Un elemento que bajo ningún concepto puede faltar en tu casa, algo que tus hijos, si los tienes, se encargarán de recordarte. En primer lugar te aconsejo que decidas la decoración que quieres para tu árbol navideño, es decir el color principal que lucirá tu árbol. Es mejor optar por un único tono, aunque si te gusta la variedad también puedes añadir todo tipo de adornos y de multitud de colores. Esto lo dejo a tu elección.

Escoge también lo que vas a colgar en el árbol, es decir lazos de terciopelo o de raso, abalorios, guirnaldas, figuras de madera o los clásicos personajes de la navidad como los Reyes Magos. Una idea muy entrañable es colgar fotografías de tus seres queridos para personalizar y sorprender a todos los invitados a tu fiesta navideña.

Las luces de Navidad también son otro elemento decorativo importante. Las luces multicolores con pequeños y sutiles destellos son un detalle fundamental. Tienes que distribuirlas muy bien a lo largo de todo tu árbol, empezando por la base y enrollando estas luces en los extremos de las ramas hasta llegar a la copa del árbol.

Aunque si no quieres gastarte tanto dinero, puedes crear adornos caseros con lazos y telas viejas que tengas por casa y ya no utilices, o incluso con felicitaciones navideñas de tus familiares y amigos o paquetes de regalo de mentira, que tú mismo puedes hacer.

Una recomendación personal es que distribuyas muy bien todos los adornos, puesto que en función de cómo coloques el árbol, suele haber una zona que se luce mucho más que otra. Así que es mejor que decores la parte escondida con los adornos que menos te gusten, pero no la dejes desnuda. Ya sabemos que siempre hay algún listo que quiere curiosear, y así no se llevará una decepción.