Proteger superficies de hierro
En algunos hogares es muy frecuente encontrarnos piezas decorativas de hierro que están presentes en muchos espacios, desde muebles de estilo antiguo, hasta en la puerta de entrada. Un material que requiere un cuidado especial para conseguir que luzca tan brillante como el primer día y evitar que se oxide.

Para no tener que recurrir a molestas reparaciones, lo mejor es proteger el hierro con los materiales más adecuados que puedes encontrar sin problemas en cualquier tienda de bricolaje. El primer paso de la tarea será lijar todas las zonas deterioradas con una hoja de lija de grano medio que deberá ser especial para metal.

Acuérdate de limpiar los restos de suciedad provocados al lijar esta superficie, repasándolas con un cepillo y a continuación con una bayeta humedecida en alcohol. Una vez que hayas secado el hierro, tendrás que proteger la zona y esto es tan fácil como aplicar un esmalte metálico antioxidante que encontrarás en cualquier ferretería o tienda especializada en el hogar.

Te recomiendo que compres un esmalte de gran dureza y apto para proteger y decorar superficies de hierro, sobre todo si trata de un mueble o artículo que estará a la intemperie y por lo tanto sometido a las inclemencias climáticas, como es el caso de los muebles de jardín. Puedes aplicar una capa de esmalte y cuando haya transcurrido el tiempo de secado que recomienda el fabricante en el envase, volver a dar otra capa si así lo deseas.

Una tarea muy sencilla y barata que te ayudará a proteger tus muebles y artículos decorativos de hierro, olvidándote de tener que repararlos cuando haya pasado un cierto tiempo. Además, no necesitas ser todo un experto en bricolaje para lograr un buen resultado, tan sólo adquirir los mejores productos para este tipo de superficies y así evitar más de un quebradero de cabeza.