Proyectos DIY para el exterior de tu hogar
Después del verano es posible que no hayas encontrado el tiempo suficiente para poder arreglar el jardín en condiciones (sobre todo si has estado bastante tiempo fuera de vacaciones), o quizá no has podido arreglar algún elemento que se rompió en tu hogar. Pero ahora que en otoño no hace aún frío y el calor está apaciguándose es el momento perfecto para que te arremangues y empieces a arreglar tu hogar.

No es necesario tener que gastar demasiado dinero en los proyectos DIY de tu hogar, pero sí necesitarás tiempo y dedicación por lo que si entre semana trabajas igual será mejor esperar al fin de semana cuando dispongas de más tiempo para ti. Incluso algunos de estos DIY si te dedicas en exclusiva a ellos, es posible que en un fin de semana lo tengas acabado, ¿quieres saber más? ¡Son fáciles y muy sencillos!

Una puerta de entrada más atractiva con un cambio de color

Es posible que la entrada de tu casa no sea muy bonita, que tenga un color feo o que simplemente esté algo deteriorada por el tiempo. Puedes comprar un poco de pintura resistente para el material del que esté hecho la puerta y para que aguante en el exterior de tu hogar y escoger el color que mejor vaya con la fachada de tu hogar. Puedes utilizar el círculo cromático para poder elegir el color perfecto. Por ejemplo, si tu casa es de ladrillo rojo, un color que se complemente sería una puerta gris azulado o un tono dorado.

Proyectos DIY para el exterior de tu hogar

Limpia el exterior de tu casa

Es probable que sin darte cuenta limpies más la zona interior de tu hogar que la zona exterior. En este sentido resulta imprescindible que después de todo el verano (y durante todo el año) tengas limpia el exterior de tu casa, ¡el exterior de tu casa dice cómo eres y cómo es el interior de tu hogar! En este sentido puedes fregar cada dos semanas la terraza o el porche de tu hogar para una actualización espontánea.

Instala una lámpara de energía solar

Las lámparas de energía solar siempre serán una buena inversión y además estarás actualizando las luces de tu hogar sin necesidad de pagar más en la factura de la luz (que suele ser bien elevada y sin necesidad tan siquiera por haber usado la luz…). Las lámparas de energía solar suelen tener mucha luz y además son duraderas y resistentes. El mejor lugar para este tipo de lámparas es en donde pueda haber por lo menos seis horas de luz al día.