Qué son las roscas inversas
En el mundo del bricolaje siempre hay algo nuevo que aprender, como la que os presentamos en nuestro artículo de hoy: las roscas inversas. Si no te consideras un gran experto en estos temas, puede que el término te resulte completamente nuevo, sin embargo, desde Bricomanias queremos invitarte a descubrir qué son y cómo se utilizan, por si un día llegas a necesitarlas.

No olvides tener en cuenta que si quieres apretar una rosca debes hacerlo de izquierda a derecha, mientras que para aflojarla tendrás que hacerlo de manera inversa. ¿En qué situaciones nos podemos encontrar con roscas inversas? Una de ellas puede ser por ejemplo cuando queremos cambiar los pedales de una bicicleta, ya que mientras el derecho tiene una rosca convencional, el izquierdo dispone de una inversa para evitar que se afloje durante la maniobra.

Qué son las roscas inversas
Otro ejemplo de roca inversa en el bricolaje lo puedes observar en los radiadores. Uno de los tapones tiene una rosca normal, mientras que el otro se afloja en el sentido opuesto. Así que antes de realizar la maniobra, deberás asegurarte qué tipo de rosca es, porque de lo contrario puedes dañar ambas.

Como te habrás dado cuenta en el bricolaje siempre hay nuevas cosas por descubrir que no sabías, y las roscas inversas son una de ellas. No olvides tener en cuenta este aspecto, porque aunque normalmente las roscas se aflojan en el sentido opuesto a las agujas del reloj, hay veces que por cuestiones de seguridad o por montaje, se utilizan roscas inversas.

Una vez aclarado este concepto, podrás ponerte manos a la obra con tu tarea, ya sea la de apretar o aflojar roscas. En cualquier caso, antes de nada deberás asegurarte de qué tipo son.