Quemadura en la alfombra
Es uno de los artículos favoritos del hogar, que podemos encontrar en un sinfín de diseños y de estilos. La amplia variedad de propuestas que existen en el mercado actual nos ayudan a dar un toque chic, elegante, innovador, clásico, vintage, ecológico o incluso oriental a nuestro hogar. Todo depende de los gustos de cada persona y de la estancia que queremos decorar.

Sin embargo, las alfombras también son una de las decoraciones que más sufren el ajetreo diario de muchos hogares, sobre en las casas donde hay niños pequeños. Cuando la alfombra se ensucia, podemos recurrir a productos de limpieza específicos o bien llevarla a la tintorería, pero ¿qué sucede cuando la alfombra sufre una pequeña quemadura? Una posible solución para muchas personas sería deshacerse de ella, pero yo te propongo darle una nueva vida con un remedio casero muy sencillo y rápido.

Lo primero que debes hacer será deslizar un cepillo especial para este tipo de superficies y con él retirar los pelos quemados de tu alfombra. A continuación deberás preparar una mezcla compuesta por: una cucharada sopera de polvos de talco, una taza de vinagre y una cebolla entera muy bien cortada. Deja que hiervan todos estos ingredientes durante un rato sin parar de remover, y después espera a que la mezcla se enfríe. Desliza una esponja humedecida en este líquido sobre la zona afectada y a continuación pasa el cepillo. Repite estos dos pasos hasta que desaparezca por completo la quemadura.

Como ves se trata de una tarea mucho más sencilla de realizar de lo que en un principio te imaginabas, que tan sólo requiere algo de tiempo y de confianza. Así que antes de tirar al cubo de la basura tu alfombra, pon en práctica este truco y después comprueba los resultados, porque seguro que te sorprendes.