Cómo recuperar el brillo de un mueble viejo y antiguo
Es normal que con el paso del tiempo los muebles envejezcan más de la cuenta y vayan perdiendo poco a poco el brillo que tenían al principio. Sin embargo no debes preocuparte, porque hoy en día lo vintage está totalmente de moda por lo que un mueble viejo y antiguo puede formar parte de la decoración de tu casa y darle un toque diferente y actual a la misma.

En el caso de que tengas en tu casa algún que otro mueble demasiado viejo y quieras restaurarlo, no pierdas detalle y toma buena nota de los siguientes pasos que debes seguir para conseguir que vuelva a tener el brillo de antaño y luzca como nuevo aunque conserve su esencia.

Desmontar el mueble

Lo primero que debes hacer antes de aplicar el barniz, es desmontar el mueble que vayas a restaurar. Para ello debes empezar por quitar todos los cajones y desmontar las puertas del mueble. De esta forma podrás trabajar mucho mejor y el resultado final será el deseado.

Lijar el mueble

Acto seguido empieza a lijar toda la superficie del mueble para eliminar cualquier resto de pintura que pudiera tener y de esta forma se pueda barnizar mucho mejor todo el mueble. Lo aconsejable es usar un papel de lija de grano grueso y dejar la superficie totalmente limpia sin nada en la superficie.

Cómo recuperar el brillo de un mueble viejo y antiguo

Aplicar el barniz

A continuación y con la ayuda de una brocha hay que ir barnizando con el barniz tinte toda la superficie del mueble para darle ese brillo. Debes hacerlo en el sentido de la veta de la madera sin dejar ningún rincón sin barnizar. Con el barniz consigues darle brillo a todo el mueble y además lo proteges de agentes externos como el polvo. Una vez hayas terminado de dar un buena capa de barniz, deberás esperar unas horas a que el mueble se seque por completo. Ya sólo te queda volver a montar el mueble y disfrutar de su nuevo brillo en el lugar de la casa que tú quieras.

A la hora de restaurar cualquier tipo de mueble antiguo y viejo es importante recuperar el brillo pero sin que llegue a perder la esencia tan típica de esta clase de muebles. Como has podido ver, no es nada complicado el recuperar el brillo de un mueble viejo. Si sigues estos sencillos pasos no tendrás problemas para disfrutar de tu mueble perfectamente restaurado.