Refresca el ambiente de tu hogar de forma natural
El aire acondicionado no es bueno ya que provoca resfriados y problemas de salud, además de suponer un gasto de energía importante. Por ello puedes ahorrar algo de dinero en tu factura y probar otras alternativas mucho más económicas para estar fresco sin necesidad de recurrir a estos molestos aparatos.

Los problemas a la hora de ventilar una estancia estás provocados por el mal aislamiento, esto es lo que provoca que haga mucho frío o mucho calor. La solución es aislar bien el techo que te resguardará del frío y del calor.

Si tu habitación tiene este problema lo que puedes hacer es tan fácil como abrir las ventanas cuando haya sombra y abrirlas cuando más brille el sol. Una solución mucho más económica para aliviar esa sensación de calor agobiante y de insoportable frío.

Un truco que aporta la naturaleza para refrescar tu hogar es plantar hiedra. Esta planta consigue refrescar el interior cuando forra la casa por fuera. Aunque además de esta planta, existen otras que te ayudan a mantener el aire de tu limpio saludable en espacios cerrados.

La planta de bambú vive a la sombra y necesita que la pulvericen de vez en cuando puesto que le gusta la humedad. El crisantemo o margarita de floristería no necesita demasiada luz, pero sí que las rieguen con frecuencia.

El anturio blanco es una planta de verano que además de adornar tu hogar con sus hermosas flores blancas, te ayudará a mantener el aire de tu hogar limpio, y al igual que el resto necesita poca luz. El último ejemplo es el Laurel de la India, es la planta perfecta para quienes disponen de poco tiempo libre para cuidar de las plantas, puesto que solo hay que regarla una o dos veces por semana. Además necesita poca luz y no directamente sobre ella.

El último consejo para refrescar el aire cuando está demasiado seco es humedecer un pañito y ponerlo frente al ventilador para que se vaya secando lo que contribuye a tener un aire más fresco.