Cómo reparar elementos metálicos
Aunque a primera vista reparar elementos metálicos como una mesa o una verja pueda parecer algo complicado, siguiendo una serie de pautas y consejos de bricolaje no tendrás demasiados problemas para hacerlo.

Si tu mueble o puerta metálica tiene un rayón o algún otro tipo de desperfecto, no te preocupes porque el problema tiene fácil arreglo y podrás dejar el elemento metálico en cuestión en perfectas condiciones y como nuevo.

Pasos a seguir para reparar un elemento metálico

En primer lugar coge una lija y frota bien toda la superficie a reparar. El proceso de lijado es mucho más complicado que con otro tipo de materiales ya que el metal es mucho más duro y cuesta más el eliminar el óxido que pueda haber y que se haya formado con el paso de los años. Acto seguido y cuando hayas lijado la superficie perfectamente, limpia toda la zona de los restos de suciedad que hayan podido quedar a la hora de lijar.

A continuación debes aplicar un poco de masilla en la zona dañada para conseguir reparar el posible desperfecto en el elemento metálico y que la superficie dañada quede como nueva. Lo mejor es usar una espátula y esparcir dicha masilla de una manera uniforme por toda la zona dañada. Intenta rellenar el desperfecto de la mejor manera posible y deja unas horas para que se seque perfectamente. Para eliminar los restos de masilla que hayan quedado por los lados, vuelve a pasar una lija y deja la superficie perfectamente limpia y sin restos de masilla.

Cómo reparar elementos metálicos

Pintar el elemento metálico en cuestión

Finalmente debes usar un poco de pintura para camuflar la masilla empleada en la superficie en cuestión. Es aconsejable utilizar un tipo de pintura que se agarre perfectamente a la superficie metalizada para evitar que se desgaste con el tiempo. Dejar secar la pintura durante unas horas y ya está totalmente reparado y como nuevo el elemento metálico que hayas tratado de recuperar.

Como has podido ver no es demasiado complicado reparar elementos metálicos y siguiendo estos sencillos pasos y consejos no tendrás problemas a la hora de dejar la puerta, la silla o la verja en cuestión totalmente como nueva y en perfecto estado. Una forma muy fácil y sencilla de reparar diferentes elementos metálicos que puedas tener en tu casa y que podrás dejar de nuevo en perfecto estado y sin ningún tipo de desperfecto.