Reparar marcos de fotos
Aunque el desarrollo de las nuevas tecnologías está dejando a un lado a los artículos más tradicionales de nuestro hogar, todavía existen muchos objetos que siguen ocupando un lugar privilegiado en nuestras vidas, como es el caso de los clásicos marcos de fotos que decoran nuestras estancias con recuerdos y experiencias inolvidables.

Se trata de uno de los objetos más frecuentes en la mayoría de los hogares, como también es muy habitual su reparación, porque el paso del tiempo termina por estropear la pintura de nuestro cuadro y sus materiales, consiguiendo afear incluso a la mejor obra de arte del mundo. En la mayoría de los casos tendrás que retirar el marco del cuadro, para después empezar a limpiar y a secar todo el marco.

Para reparar las grietas de tu marco tendrás que utilizar pasta de madera que puedes adquirir en las tiendas de decoración especializadas, o bien puedes fabricarla tú mismo mezclando pegamento de carpintero y aserrín. Cuando hayas mezclado bien ambos materiales deberás cubrir la grieta de tu marco inmediatamente antes de que la pasta se haya secado por completo.

A continuación tendrás que asegurarte de que la superficie está completamente lisa y no hay ningún relieve, pero si notas alguna superficie irregular tendrás que alisar la zona con ayuda de un punzón. Una vez hecho esto deberás dejar secar la pasta de madera el tiempo que consideres necesario, y cuando te asegures de que está totalmente seco tendrás que pasar una lija fina para repasar la zona y asegurarte de que la superficie está totalmente uniforme y suave. Como ves se trata de una tarea de reparación muy sencilla, en la que tan sólo necesitarás un poco de paciencia y buen humor, porque los materiales los encontrarás fácilmente en cualqueir comercio especializado.