Reparar muebles viejos con cola
Las manualidades y las tareas de bricolaje están al alcance de cualquiera usuario, tan sólo necesitamos disponer de las herramientas adecuadas y de los mejores trucos de los expertos. Así que ármate de paciencia en nuestra tarea de hoy, en la que arreglaremos muebles desencolados que han perdido solidez con el paso de los años.

Lo primero que debes hacer es retirar los restos de cola, con ayuda de vapor de agua. Para ello, deberás aplicar el calor de una plancha a la zona en cuestión o pasar unos paños húmedos muy calientes, que nos ayudarán a ablandar la cola. Repite este paso las veces que sean necesarias hasta conseguir que la superficie esté perfectamente limpia.

El siguiente paso será aplicar cola nueva en la zona que requiere atención y que amenaza con desmontar por completo nuestro mueble. A continuación coloca todas las piezas en su lugar correcto y utiliza un torniquete o un gato, para conseguir que las piezas se adhieran a su lugar exacto. Un consejo para evitar que este artículo deje alguna marca en nuestro mueble es colocar en medio un trozo de madera o de cartón.

De esta forma tan fácil, rápida y barata habremos devuelto la vida a ese viejo mueble que pensábamos tirar a la basura. Pero no olvides que este tipo de materiales sólo resisten determinados muebles de nuestro hogar, como por ejemplo mesas, sillas o cajones. No olvides que la cola no es tan fuerte ni resistente como para poder soportar otro tipo de piezas o artículos de mayor tamaño y peso.

Ahora que ya conoces los pasos, sólo te falta poner a prueba nuestros consejos de hoy. Una tarea de reparación muy sencilla y divertida, que te adentrará por completo en el mundo de las manualidades y del bricolaje.