Reparar piezas de porcelana
La porcelana es uno de los materiales más habituales de nuestro hogar. Un toque muy sofisticado y elegante, pero también bastante delicado. El uso frecuente y algún que otro descuido nos obligan a poner en práctica los consejos de reparación que te proponemos en nuestro artículo de hoy, así que no pierdas detalle.

Unos pasos muy sencillos que devolverán la vida a tu pieza o mueble de porcelana, sin necesidad de ser un gran experto en estas cuestiones, puesto que se trata de un bricolaje fácil y al alcance de simples aficionados. Demuestra de todo lo que eres capaz y ponte manos a la obra.

Lo primero será recoger todas las piezas rotas y asegurarnos de que no falta ninguna para poder realizar con éxito la reparación. A continuación tendremos que limpiar todas y cada una de las piezas para que el adhesivo funcione correctamente. Si las piezas son demasiado pequeñas y difíciles de sujetar, prueba con unas pinzas como las que utilizan los esteticistas.

Coloca en cada de una de estas piezas una pequeña cantidad de pegamento y encaja la pieza en el lugar correcto. Espera un momento para conseguir la máxima fijación y recuerda que deberás retirar el exceso de pegamento cuando todavía esté fresco.

Espera el tiempo que el fabricante recomienda en el envase para asegurarte de que el pegamento surte efecto. Un truco para conseguir la máxima adherencia es sujetar ambas piezas con cinta de carrocero, y una vez que el pegamento esté seco podrás retirarla.

Una tarea muy sencilla y rápida de realizar que está al alcance de todos los usuarios y que te ayudará a recuperar tu pieza de porcelana o tu mueble. Así que olvídate de deshacerte de él y ponte manos a la obra con la reparación de hoy.