Reparar un canalón
En la tarea de hoy os explicaremos los pasos que hay que seguir para reparar un canalón. Una labor doméstica mucho más sencilla de realizar de lo que imaginas, y con la que seguro que cuando te pongas manos a la obra logras quitar ese miedo que tienen todavía muchas personas a realizar con sus propias manos determinadas reparaciones del hogar.

Para empezar tendrás que comprar una cinta asfáltica autoadhesiva especial para las pequeñas reparaciones domésticas. En tu comercio de bricolaje de confianza encontrarás láminas o cintas de diferentes tamaños, colores y formas, así que lo único que tienes que hacer es escoger la que más te gusta.

Una vez que tengas tu cinta, pasaremos un cepillo de alambres y un trapo para retirar el polvo. Antes de continuar, tienes que asegurarte de que la superficie está totalmente limpia y seca, de lo contrario la cinta no se adherirá correctamente y la tarea de reparación resultará inútil. Una vez que hayas cortado los trozos de cinta con el tamaño exacto para cubrir toda la zona dañada de tu canalón, tendrás que desprender el plástico siliconado y colocar la cinta ejerciendo una cierta presión sobre la grieta.

El último paso será sellar la junta de unión, siguiendo al pie de la letra todos los pasos anteriores, es decir limpiar muy bien la superficie, recortar tu cinta autoadhesiva y colocarla en el canalón. De esta forma tan sencilla, rápida y fácil podremos reparar nosotros mismos el canalón, sin necesidad de solicitar la ayuda de un experto en bricolaje, y así nos ahorraremos una interesante cantidad de dinero.

Lo mejor de todo es que estas cintas impermeabilizantes proporcionan unos excelentes resultados, sin ninguna complicación, ya que ni siquiera requieren la utilización de las clásicas herramientas de bricolaje, así que incluso los menos expertos en estos temas podrán realizar la tarea con los mejores resultados.