Reparar un CD o DVD
¿Cuántas veces te has encontrado tu CD o DVD favorito rayado y ya no has podido volver a utilizarlo nunca más? No cabe duda de que es una situación bastante frecuente en la mayoría de hogares. Si a ti también te ha pasado algo parecido debes saber que la reparación no es tan difícil como te puedas imaginar, continúa leyendo el artículo y compruébalo tú mismo.

El primer paso para recuperar nuestra música o película preferida es lavar el disco con agua y jabón, aunque te aconsejo emplear un jabón en polvo que esté muy bien diluido en agua. Esto es muy importante, porque en caso contrario puede suceder que esas pequeñas partículas de jabón que no estén bien disueltas en el líquido, dañen nuestro CD. Una vez que esté todo muy bien mezclado tienes que limpiar las manchas de los dedos y el polvo adherido de tu disco, pero con gran cuidado para evitar que se raye todavía más.

Una vez hecho esto tienes que colocar tu CD en una superficie lisa y sobre algún tejido de algodón para proteger nuestro disco. A continuación pon varias gotas de un material específico para reparar ralladuras en este tipo de materiales y que podrás encontrar fácilmente en cualquier ferretería o comercio especializado. Con ayuda de un retazo de tela de algodón humedecida ligeramente en este líquido deberás limpiar tu disco con suaves y delicados movimientos circulares, prestando especial atención a las zonas más dañadas.

Copia de seguridad

Y para terminar con la tarea deberás retirar el exceso del líquido con la tela, y cuando el CD o DVD en cuestión esté totalmente seco podrás comprobar si la reparación ha sido un éxito. Si no ha salido como esperabas puedes repetir de nuevo todos estos pasos, pero si por el contrario ha funcionado, te aconsejo que hagas una copia de seguridad porque esta solución no suele ser muy duradera, así que mejor evitar molestias innecesarias.