Reparar una bandeja de cristal
Si se te ha roto una bandeja de cristal y estás pensando en deshacerte de ella, antes de hacerlo te recomiendo que eches un vistazo a los sencillos trucos que te ofrecemos a continuación, con los que podrás reparar muy fácilmente tu pieza, y así ahorrarte una interesante cantidad de dinero.

El primer paso será recuperar todos esos cristales que se han desprendido y que necesitaremos cuando tengamos que unir las partes rotas. A continuación deberás limpiar en profundidad toda la superficie con una bayeta ligeramente humedecida en alcohol.

Para conseguir que todas las piezas se adhieran correctamente es recomendable adquirir un pegamento especial para superficies de cristal. Una vez que lo tengas podrás aplicarlo sobre todos los bordes de los cristales que tenemos que unir, y después colocar las partes que están rotas. Para conseguir una adherencia perfecta, te aconsejo que ejerzas presión sobre las piezas, que además deberán estar completamente inmovilizadas mientras el pegamento se endurece por completo.

Utiliza el objeto que prefieras para ejercer peso y presión, pero asegúrate de que ambas partes se fijan correctamente. Por supuesto, también deberás retirar el exceso de pegamento antes de que seque por completo, utilizando un trozo de tela humedecida en alcohol. A continuación tendremos que disimular la fisura del cristal y para ello nada mejor que la decoración.

Así que empieza tapando la fisura con una tira de plomo adhesivo y después dibuja otra cerca. Rellena el hueco que hay entre ambas con pintura especial para este tipo de superficies y con los colores que más te gusten y que combinen con tu bandeja de cristal. Como te había prometido al principio de nuestro artículo es una manualidad muy sencilla, así que no tengas miedo y anímate a reparar tu bandeja, porque seguro que consigues un diseño todavía mejor que el original.