Reparar una jardinera de metal
¿Te gusta el bricolaje pero no te consideras un gran experto en estos temas? Si necesitas una pequeña guía que te sirva de ayuda en las reparaciones y tareas más frecuentes de tu hogar, no te olvides de echar un vistazo a los consejos que te ofrecemos a diario en nuestra publicación digital.

En esta ocasión te explicamos cómo arreglar el soporte de metal de las jardineras, que colocamos habitualmente en nuestra terraza o en nuestro jardín. Un elemento que el paso del tiempo, el uso y las inclemencias climáticas terminan por estropear. Si es tu caso y necesitas reparar este soporte, no te olvides de comprar en tu tienda de bricolaje más próxima una masilla reparadora universal.

Empieza por limpiar muy bien tu soporte de metal con un trapo humedecido en alcohol. Mezcla la masilla reparadora hasta conseguir un color homogéneo y colócala en la zona que requiere atención, ejerciendo cierta presión. Refuerza muy bien las piezas sueltas que quieres unir y espera a que el material se haya endurecido, antes de pasar una lija de mano de grano medio.

Con la lija tendrás que retirar el exceso del producto para conseguir una superficie lo más uniforme posible. Una vez que hayas hecho esto, podrás pintar el soporte de metal con el color más parecido al tono original.

Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una tarea de reparación muy sencilla, que está al alcance de cualquier persona y que no te puedes perder. Así que anímate a poner a prueba tus habilidades porque seguro que te sorprendes con los resultados de la tarea de hoy. Una manualidad que cualquier simple aficionado puede realizar en pocos, sencillos y económicos pasos.