Reparar una junta de exterior
En nuestro consejo de bricolaje de hoy os explicaremos cómo reparar en pocos y sencillos pasos una junta de exterior de la terraza o del jardín. Una tarea mucho más fácil de realizar de lo que parece y que está al alcance de todos nuestros lectores, con la que no necesitarás grandes conocimientos de bricolaje, ni tampoco disponer de una caja de herramientas con infinidad de artículos.

Ponte cómodo y toma buena nota de los trucos que os explicamos a continuación, con los que reparar una junta de exterior de tu suelo es mucho más fácil y rápido de lo que imaginas. El primer paso será limpiar la junta con un cepillo y detergente, y después preparar la masilla reparadora, siguiendo las instrucciones que especifica el fabricante en el envase.

Normalmente, tendrás que mezclar que el producto con la cantidad de agua que se indica en el envase, y mezclar muy bien hasta conseguir una masa homogénea. Coloca cinta de carrocero para delimitar la zona que no necesita reparación y extiende la masa sobre la parte que requiere tu atención, con ayuda de una espátula.

Deja que el material se seque el tiempo que resulte necesario, y después retira la cinta y limpia con una esponja los restos de suciedad. Como te habíamos prometido, se trata de una tarea de reparación muy sencilla, rápida y económica que está al alcance de todos nuestros lectores.

Así que pregunta por esta masilla reparadora en tu tienda de bricolaje más próxima y ponte manos a la obra con la tarea de hoy. Recuerda que la encontrarás en diferentes colores, así que escoge el que más se adapta a tus necesidades y prepárate para recuperar tu pieza, en pocos y sencillos pasos.

Una tarea que está al alcance de cualquier aficionado al bricolaje y con la que lograrás un resultado muy profesional.