Cómo restaurar el mobiliario de tu jardín
Con la llegada de la primavera y del buen tiempo es hora de pensar en ir arreglando poco a poco el jardín para tenerlo en condiciones y disfrutar del aire libre junto a la mejor compañía posible. En el caso del mobiliario, es normal que debido a la climatología adversa se hayan desgastado más de la cuenta y haya que restaurarlos para que recuperen todo su esplendor.

Con los siguientes consejos podrás volver a tener tus muebles del jardín en perfecto estado.

Metal

Este tipo de material suele padecer la aparición de algo de óxido debido al exceso de humedad que hay en el exterior. Para ello es importante que tomes medidas preventivas y evitar exponer tales muebles a la lluvia. Si ya es demasiado tarde, coge un cepillo de mano metálico y empieza a eliminar todo el óxido que puedas. Acto seguido coge un trapo y retira los restos de óxido que hayan quedado en el mueble. Para recuperar el brillo puedes aplicar un poco de imprimación antióxido y dejar el mueble como nuevo.

Cómo restaurar el mobiliario de tu jardín

Madera

A la hora de restaurar el mobiliario de madera tendrás que dedicarle mucho más tiempo que en el caso del metal. Lo primero que debes hacer es aplicar un decapante que te ayude a barnizar y pintar los muebles desgastados. Puedes hacerte con este cubo decapante de la marca Biostrip. Reparte el decapante con la ayuda de una brocha y deja actuar. Cuando el barniz o la pintura se reblandezcan, coge una espátula y elimina los restos. Acto seguido coge una lija para dejar la textura de la madera lo más fina posible. En el caso de que la madera tenga algún que otro golpe puedes repararla con la ayuda de un poco de masilla para evitar que se vean dichas marcas.

El siguiente paso consiste en darle una nueva imagen a la madera para que parezca totalmente nueva. Lo primero que debes hacer es aplicar un tapaporos para evitar que el barniz o la pintura que apliques a la madera penetre en la misma. Acto seguido coge una brocha y reparte el barniz o la pintura por toda la superficie del mueble que quieras restaurar. Deja secar durante unas horas y ya está listo el mueble para que lo uses en el jardín de tu casa.

De esta forma tan fácil y sencilla volverás a tener tus muebles en perfecto estado y podrá disfrutar de los mismos en tu maravilloso jardín.