Retirar la cera de los muebles
Las velas tienen funciones muy importantes en nuestros hogares, además de servir como elemento decorativo, también nos ayudan a trasladarnos a un mundo de emociones y sensaciones únicas, gracias a sus deliciosos aromas que camuflan otros desagradables hedores muy típicos en determinados espacios, tales como el tabaco o los olores procedentes de determinados alimentos al cocinarlos.

Por lo tanto, es muchos hogares es frecuente encontrar velas distribuidas en distintos muebles y superficies, aunque un problema que se deriva de este elemento tan decorativo y aromático es que a la larga terminan por dejar en nuestros muebles capas de cera, que en según qué tipo de materiales pueden estropear la superficie, sobre todo si se trata de madera. Para eliminar la cera muy fácilmente, sin dañar nuestro material, tan sólo tienes que recurrir al aguarrás, un líquido que encontrarás en cualquier comercio especializado en el hogar.

El siguiente paso será limpiar la parte afectada de la superficie con ayuda de una tela humedecida en este material. Acuérdate de que tienes que deslizar el retazo de tela, en primer lugar siguiendo la veta, es decir el dibujo de la madera, y a continuación en dirección contraria. Aunque si por el contrario te resulta más cómodo, también puedes utilizar lejía, en vez de aguarrás, que es un material mucho más frecuente y que siempre está en cualquier hogar.

En este caso, tendrás que utilizar una solución de 50cc por litro de agua, y el resultado de esta mezcla, humedecerlo en un trapo con el que limpiarás tu mueble. Eso sí, ten mucho cuidado cuando realices esta tarea de no manchar tu ropa o cualquier otro espacio de tu hogar. En este sentido es aconsejable retirar o cubrir todas aquellas superficies que consideramos que podrían correr cierto peligro.

Como te he prometido se trata de una tarea muy sencilla y económica, con la que tan sólo necesitarás disponer de algunos pocos materiales, que seguramente no necesites adquirir en tu tienda habitual, y así lograrás que tus muebles brillen como el primer día, y parezcan recién salidos del comercio.