Rodillos eléctricos
Cualquier hogar necesita una completa caja de herramientas, ya que en muchas ocasiones necesitamos ponernos manos a la obra en temas de reparaciones o tareas de bricolaje y no disponemos de ninguna de estas piezas básicas.

En estas situaciones suele ser bastante habitual echar mano de nuestro vecino más simpático o acudir lo antes posible a cualquier tienda de bricolaje y adquirir los artículos que vamos a necesitar. Para evitar ambas situaciones es importante disponer de un amplio surtido de herramientas y utensilios de todo tipo. Y uno de los objetos imprescindibles son por ejemplo los rodillos d pintura, porque seguro que más de uno de nosotros ha necesitado pintar algún espacio de su hogar y así ocultar posibles manchas, humedades o suciedades de cualquier tipo.

Existen en el mercado una amplia variedad de rodillos ideales en función del tipo de espacio y actividad. Si eres uno de esos manitas que disfrutan poniendo en práctica sus habilidades y su talento en cuestiones de bricolaje, tal vez sea aconsejable gastarse un poco más de dinero y adquirir un rodillo eléctrico, verás como a la larga te resulta más económico.

Utilizar un rodillo de estas características es muy sencillo, tan sólo debes seguir las siguientes recomendaciones. En primer lugar, tienes que preparar la superficie que vas a pintar, para ello deberás cubrir y proteger el resto de la habitación y los posibles objetos para evitar que se manchen.

Sumerge la manguera de aspiración con filtro en el envase de la pintura y asegúrala con el gancho en el borde del contenedor. A continuación abre la válvula dosificadora y conecta el equipo, de esta forma tanto la manguera como la brocha de recortar se llenarán de pintura.

El siguiente paso será recortar los ángulos y las zonas de unión con el accesorio especial para este tipo de trabajos, que deberá acoplarse en la manguera. Retira la brocha de recortar y coloca el rodillo con el que deberás pintar el resto de la superficie. Para terminar y poder comenzar a pintar nuestra superficie debes regular la alimentación de la pintura, así podrás calcular la cantidad que quieres que salga. De esta manera tan sencilla podrás pintar cualquier rincón de tu hogar con la máxima comodidad y seguridad posibles.