Cómo sacar el máximo partido a tu estufa de leña
Con la llegada del frío invierno no hay nada mejor que calentar toda la casa con una práctica estufa de leña. A la hora de usarla es muy importante seguir una serie de consejos y pautas para poder conseguir el mejor resultado posible sin gastar demasiado y evitando en la medida de lo posible la emisión de gases nocivos para la salud y el medio ambiente.

No pierdas detalle de este artículo y consigue sacar el máximo partido a tu estufa de leña.

Materiales prohibidos

Antes de todo debes recordar una serie de materiales que no debes quemar nunca en la estufa ya que son altamente tóxicos y dañinos para la salud. Es por ello que está prohibido el quemar telas, plásticos o madera pintada ya que acortarías la vida útil de tu estufa y pondrías en serio riesgo tu salud.

Leña seca

En cuanto a la madera que debes usar en dicha estufa, debes recordar que cuanto más seca esté mejor será la combustión de la misma. Es por ello que debes evitar en todo momento el usar madera que se encuentre húmeda. Para que la madera esté totalmente seca debe pasar un año en un lugar sombrío y con muy poca humedad.

Cortar leña

A la hora de tener la leña seca es importante cortarla correctamente y de esta forma conseguir que el paso del aire permita usar una buena leña en la estufa. Es por ello que debes contar con un cortador de madera y cortar los trozos que tengan más de 20 centímetros de diámetro.

Cómo sacar el máximo partido a tu estufa de leña

Almacenar la leña

A la hora de almacenar la leña debes hacerlo siempre en el exterior para facilitar el paso del aire y mantenerla seca. Es importante mantenerla levantada un palmo del suelo para evitar que se pueda mojar cuando llueva. Si vives en una zona en la que suele nevar a menudo es esencial que tapes la leña almacenada para que puedas usarla en unas condiciones óptimas.

Quemado de la leña

Gracias a la leña seca se creará un tipo de fuego limpio y óptimo con el que poder calentar toda la casa. Es esencial el tener bien limpia la rejilla de la estufa para conseguir de esta forma una mejor combustión de la leña. No pongas demasiada leña en el interior ya que de esta forma se consigue un fuego mucho más eficiente.

Por último debes acordarte de tener una salida de humos sin ningún tipo de obstrucción y evitar de tal forma que los humos revoquen hacia el interior de la casa.