Tapar pequeños agujeros de la pared
En nuestro artículo de hoy te explicaremos unos trucos muy sencillos y eficaces con los que podrás tapar los pequeños agujeros de tu pared, en pocos y económicos pasos. Una tarea que está al alcance de cualquiera de nuestros lectores y que te ayudará a disimular fácilmente esos pequeños agujeros después de colgar un póster, un cuadro o cualquier otro artículo decorativo con chinchetas o clavos.

Una actividad con la que no es necesario ser un gran experto en bricolaje para lograr un buen resultado decorativo, tan sólo necesitarás paciencia y un poco de pasta dentífrica. Si el agujero de tu pared es pequeño, será suficiente con extender una pequeña cantidad de pasta de dientes sobre el hueco de tu pared y esperar a que el material se haya secado por completo.

De esta forma tan fácil, rápida y barata habrás conseguido recuperar tu pared, y que luzca como el primer día. Aunque si tu pared no es blanca, la tarea de hoy no terminará aquí, ya que a continuación deberás aplicar una pequeña cantidad de pintura para disimular nuestra trampa.

Un consejo para ahorrar en pintura, puede ser utilizar pintura de color blanco y con un poco de un colorante conseguir la tonalidad deseada. De esta forma tan fácil habrás logrado que tu pared parezca como recién pintada.

Pero no olvides que estos sencillos trucos sólo sirven cuando el agujero es pequeño, porque para los huecos más grandes tendrás que acercarte a tu tienda de bricolaje de confianza y adquirir masilla especial para rellenar paredes. Siguiendo el paso anterior, deberás esperar a que el yeso o la masilla se haya secado por completo para después extender una fina capa de pintura.

Como te habíamos prometido se trata de una tarea muy fácil, rápida y barata. Así que ponte manos a la obra y prepárate para recuperar cualquier espacio de tu hogar.