Tapizar un taburete
Si eres un lector habitual de esta publicación, seguro que conoces muchos e interesantes consejos e ideas de bricolaje, con los que decorar y personalizar tu hogar de la manera más fácil, rápida y cómoda posible. Aunque si todavía no has descubierto los trucos y recomendaciones que te ofrecemos regularmente, te invito a que eches un vistazo a nuestros artículos y descubras interesantes consejos sobre materiales, herramientas y objetos que seguro has utilizado en más de una ocasión.

En esta ocasión nos introduciremos en el interesante mundo del tapizado, y en concreto nos ocuparemos de un pequeño taburete. En primer lugar tendremos que marcar el contorno del taburete sobre la espuma que utilizaremos para tapizar. Con ayuda de una sierra de calar y de una hoja especial para este tipo de materiales cortaremos la pieza, asegurándonos que tiene el mismo diámetro que el asiento.

A continuación redondearemos la espuma hasta obtener la forma deseada, nos podemos ayudar de las herramientas necesarias, como unas tijeras o una sierra de calar. El siguiente paso será igualar la superficie y para ello tendremos que utilizar una lijadora orbital y una lija de grano grueso. Recuerda que para fijar la espuma al asiento del taburete deberemos utilizar un pegamento extrafuerte especial y aplicarlo en la superficie de madera, y después colocar el relleno.

Deja que el pegamento se seque, te aconsejo que coloques una pieza pesada para que ambas superficies se adhieran mejor. Cubre el asiento con tela y fíjalo con tachuelas de tapizar que tendrás que colocar utilizando un martillo imantado. Después grapa el tejido, retira las tachuelas y corta el material sobrante. Para terminar repite la misma operación con la tela decorativa que más te guste, y acuérdate de hacer una pequeña doblez para que el tejido quede bien rematado, de esta forma conseguirás un resultado más profesional y una mayor resistencia.