Tarjetas e invitaciones con hojas secas
Aprovechando el otoño y la caída de las hojas, vamos a diseñar una bonita manualidad que está al alcance de cualquier persona y también de todos los bolsillos.

En esta ocasión vamos a diseñar unas tarjetas personalizadas utilizando como material protagonista unas cuantas hojas secas. Unas tarjetas de felicitación o invitaciones para todo tipo de eventos, con mucho sabor otoñal y gastando muy poco dinero. ¿Te apuntas? Pues manos a la obra…

Materiales

Para nuestra manualidad de hoy, vamos a necesitar hojas o flores naturales de tu última excursión al campo. Escoge las hojas que tú quieras, teniendo en cuenta el tamaño y el color.

Pero además de las hojas, también vas a necesitar: cartulina, un libro muy pesado, barniz preferiblemente en spray, pincel, tijeras, cinta y cola vinílica. ¿Ya lo tienes todo? Entonces vas a tener que prensar las flores y hojas.

Tarjetas e invitaciones con hojas secas

Cómo secar tus hojas

Es muy fácil: solamente tienes que colocarlas en el interior de tu libro más pesado, cubriendo tus flores u hojas con papel secante para protegerlas. Cierra el libro y espera unos cinco días, aunque si las hojas son bastante grandes, puede que necesiten más tiempo.

Cuando haya transcurrido ese tiempo, tienes que colocar tus hojas sobre un periódico y aplicar el spray de barniz por toda la superficie. Y mientras esperas a que el barniz se seque por completo, tendrás que mezclar la cola vinílica con agua, siguiendo las instrucciones que indica el fabricante.

Tarjetas e invitaciones con hojas secas

Personalizar las tarjetas

El siguiente paso será pegar nuestras hojas o flores secas en la portada de la cartulina, que deberemos haber recortado previamente para conseguir la forma de una tarjeta de felicitación. El último paso será escribir nuestra dedicatoria o bien los detalles de la fiesta que queremos organizar.

Pero aquí no termina todo, porque también puedes utilizar otros muchos detalles más para personalizar tu tarjeta. Por ejemplo, abalorios, papel de seda, lazos o trozos de tela…

¿Te hemos ayudado? No olvides compartir con nosotros tus propias ideas y trucos.