Técnica del decapé en la madera
En más de una ocasión me he puesto manos a la obra con alguna tarea de reparación o manualidad, y siguiendo cuidadosamente las instrucciones de mi libro de bricolaje me he encontrando con esa típica técnica que desconozco, o que por el contrario no está bien explicada, y como es lógico me he quedado a la mitad de mi labor.

Es posible que a ti también te haya sucedido algo parecido, y por eso, al igual que en artículos anteriores me propongo a explicarte todo lo que necesitas saber para poder realizar esa típica técnica poco conocida y que puede plantearte alguna pequeña molestia. En este caso te hablaré de la técnica de decape de madera que consiste en cambiar de aspecto algún mueble antiguo de nuestro hogar, para poder darle un nuevo uso e incluso personalizar nuestro diseño.

En primer lugar tienes que lijar la superficie de madera de tu mueble con mucho cuidado, siguiendo la veta de la madera, en decir en el sentido correcto de las formas de este material. Cuando hayas realizado este paso tendrás que mezclar a partes iguales la pintura plástica de color claro y con acabado mate que vayas a utilizar, con látex y agua. Una vez que consigas una mezcla totalmente homogénea, podrás distribuir una capa fina con ayuda de un pincel por toda la superficie del mueble.

Comprueba que la pintura está totalmente seca y a continuación repite el paso anterior, es decir vuelve a lijar y a pintar. Acuérdate de pasar un pincel con poca pintura, casi seco, por toda la superficie del mueble y después vuelve a aplicar una capa de pintura al óleo de color madera. A continuación tienes que pasar otra vez el pincel casi seco y lijar, pero sólo en algunos lugares del mueble para resaltar ciertas zonas, y que el resultado sea lo más natural posible.