Técnica para vetear cualquier superficie
¿Conoces la técnica del veteado? Es una interesante propuesta decorativa que nos ayuda a realzar y restaurar cualquier superficie para que parezca madera. Una actividad que te explicamos hoy y que está al alcance de todos nuestros lectores y también de todos los bolsillos.

¿Te apetece poner a prueba tus habilidades en el mundo del bricolaje? Pues toma buena nota de todo lo que necesitas saber para vetear superficies como por ejemplo puertas o muebles.

Aplica una pintura parecida a la madera

Lo primero que debes tener en cuenta es que se trata de un trabajo sencillo pero bastante laborioso, así que requiere cierto tiempo. El primer paso que tendrás que realizar será aplicar una capa de pintura más oscura que la de tu superficie, utilizando una brocha de pelo, preferiblemente de ardilla. Nosotros te recomendamos utilizar una pintura en un tono verde oliva o beige, que sea lo más parecido posible a la madera.

Prepara un barniz veteado

Espera el tiempo recomendado por el fabricante hasta que la pintura se haya secado por completo, y el siguiente paso será vetear la superficie. Lo ideal es utilizar pinturas mates y translúcidas, que deberán estar previamente diluidas en una mezcla que sea una parte de aguarrás y media de aceite de linaza. De esta forma conseguirás un barniz veteado.

Aplica el veteador

Técnica para vetear cualquier superficie
El siguiente paso será extender el barniz, y antes de que el producto se seque, deberás pasar el veteador por la superficie que deseas restaurar. Mientras esperas a que el producto se seque, descubrirás lentamente cómo se forman las características de la madera en tu superficie.

Espera el tiempo necesario a que la pintura se haya secado por completo y entonces podrás utilizar tu mueble, decorado como si fuera madera. Pero no olvides que el veteador debe limpiarse con un trapo impregnado en el diluyente de la pintura. Haz esto cada que lo utilices para que esté siempre en perfectas condiciones.