Tipos de lijas
En la mayoría de nuestros artículos te recordamos que antes de pintar, barnizar o decorar cualquier tipo de superficie, siempre debemos lijarla para conseguir una textura lo más uniforme y lisa posible. Uno de los primeros pasos de muchas tareas de restauración de nuestro hogar, que marcará el éxito de nuestros trabajos de bricolaje.

Sin embargo, antes de ponerte manos a la obra, ¿sabes qué tipo de lijas existen en el mercado? En nuestro artículo de hoy saldrás de dudas.

Tipos de lijas
Lo primero que debes tener en cuenta es que el grosor del grano de tu lija determinará los resultados de tu tarea, y también la calidad abrasiva sobre la superficie. Así que cuanto más alto sea el número, más fina será tu lija, puesto que sus granos serán más pequeños. Este tipo de lijas son perfectas cuando queremos barnizar o lacar.

Mientras que para los trabajos de decoración y restauración, los expertos nos recomiendan utilizar las lijas orbitales que son muy útiles en superficies de madera. Para una correcta utilización deberemos emplearlas siguiendo el sentido de la veta de madera.

Tipos de lijas
Otro tipo de lija es la de banda que son perfectas para las superficies más duras. Aunque si quieres suavizar y alisar una superficie, nada mejor que utilizar la clásica lija verde de tipo estropajo o lanilla de acero, que encontrarás en cualquier tienda de bricolaje de tu ciudad.

Y por lo que se refiere a la presentación de las lijas, en el mercado actual también encontrarás lijadoras eléctricas para trabajos más profesionales y completos, e incluso las tradicionales limas de acero que son muy prácticas gracias a su presentación ergonómica.

¿Cuál de estas lijas necesitas?