Tipos de martillos
No hace falta ser un gran experto en bricolaje para saber utilizar un martillo. Una herramienta básica que no puede faltar en ningún hogar que se precie.

Estamos de acuerdo en que utilizar un martillo parece fácil, basta con sujetar el mango con fuerza y golpear con la cabeza. Aunque en otras ocasiones también podemos utilizarlo para quitar clavos, que es otra tarea clásica del bricolaje. Pero, ¿sabrías decirme además qué tipos de martillos existen? No te preocupes porque hoy saldrás de dudas.

Los más comunes

Antes de equipar tu caja de herramientas con un martillo, debes saber muy bien qué tipos de martillos te encontrarás en tu tienda de bricolaje habitual.

- El martillo de orejas es el más utilizado. Su peso es de unos 500 gramos y su cabeza tiene dos lados: uno redondo y liso para clavar clavos, y otro en forma de cuña para quitarlos.

- Después tenemos el martillo fino de cabeza cuadrada, que se utiliza cuando trabajamos con clavos de pequeño tamaño. Es un martillo más ligero y fino que el anterior.

- Mientras que la maceta de albañil es un martillo que tiene cabeza con forma de prisma y un mango corto.

Tipos de martillos

- Luego está el mazo que es de madera y caucho, y se emplea para golpear superficies sin dejar marcas.

- La piqueta es un martillo que se emplea para romper o partir ladrillos. La reconocerás porque en la cabeza tiene una parte alargada y puntiaguda.

Otros tipos

Tipos de martillos
La lista de martillos continúa con otros mucho más grandes y profesionales, que se utilizan sobre todo en obras y para materiales muy resistentes. Pero nuestra guía anterior es una lista de los martillos más comunes, que encontrarás en cualquier comercio especializado.