Trucos para colocar el papel pintado
Colocar el papel pintado correctamente es mucho más fácil de lo que muchos de nosotros creemos. No hace falta ser todo un experto en bricolaje para resolver algunas tareas básicas que puedan surgir en nuestro hogar, tan sólo necesitamos algunos materiales, herramientas y en caso de que sea necesario, una persona que nos ayude a levantar los objetos más pesados o grandes.

Para la manualidad de hoy te aconsejo que recibas la ayuda de alguien. Si es la primera vez que vas a empapelar las paredes de tu hogar un buen consejo es que planifiques cuántos rollos de papel vas a necesitar, es importante por si te equivocas y necesitas más.

La base en la que vamos a colocar el papel debe estar totalmente limpia, seca y nivelada. Así que antes de nada, asegúrate de retirar correctamente los papeles anteriores e igualar los posibles desniveles e irregularidades que puedas encontrar en tus paredes. De este modo, el resultado a la hora de colocar el papel será mucho más profesional.

Cuando la superficie esté totalmente preparada, podrás recortar las franjas de papel, acuérdate de añadir unos diez centímetros de más a la medida de cada franja, y toma la primera como referencia cuando vayas a cortar las demás.

A continuación, mezcla y deja reposar la cola con la que vas a pegar el papel, siguiendo las instrucciones del fabricante. Tienes que aplicar la cola de una manera uniforme y bien distribuida, desde el centro del papel hacia los extremos. Te aconsejo que este paso lo realices colocando el papel sobre una gran superficie donde puedes aplicar el producto lo más cómodamente posible.

Coloca la franja de papel inmediatamente para no dejar que se seque la cola. Cuando lo hayas hecho, presiona suavemente, y cepilla la superficie con un cepillo específico para alisar toda la pared. Para colocar el resto de papeles, tan sólo tienes que repetir estos pasos y colocar las franjas borde con borde.