Trucos para cuidar suelos de parquet
El parquet es uno de los suelos favoritos de muchas personas cuando quieren decorar determinados espacios de su hogar. Su característico brillo aporta un toque de elegancia y de distinción que requiere un mantenimiento constante y diario si queremos que luzca como el primer día. Para ayudarte a que tu parquet esté siempre en perfectas condiciones te invito a que pongas en práctica los siguientes consejos que aparecen a continuación.

Para evitar arañazos y el desgaste que provoca el uso diario y el paso del tiempo en estos suelos, te recomiendo que protejas algunas zonas de tu suelo con pequeñas y elegantes alfombras, que deberás situar en aquellas zonas donde el uso de tu espacio doméstico es mayor.

También debes tener en cuenta que muchos muebles y artículos de nuestro hogar son los culpables de esos arañazos y rasguños que estropean nuestro suelo y que hacen que pierda su elegante brillo natural. Para evitarlo nada mejor que colocar debajo de las patas o de los soportes de nuestros muebles unas tapas, de venta en ferreterías y comercios especializados. Otro consejo de gran eficacia es recurrir a los humidificadores que evitan que nuestro suelo de parquet se reseque, en este sentido es aconsejable mantener la humedad ambiental de nuestro hogar entre el 35% y el 65% con el fin de evitar que la madera se deforme.

Y para terminar también puedes recurrir a productos de limpieza específicos para este tipo de materiales y que encontrarás a la venta en comercios dedicados al hogar. Pero si quieres puedes poner en práctica un truco casero de gran eficacia y muy económico que consiste en esparcir una fina capa de aceite de oliva sobre tu suelo y después secar con un trapo limpio, una tarea que tendrás que repetir cada dos o tres meses.