Trucos para escoger un sofá
Si estás pensando en re-decorar tu hogar puedes empezar por el sofá, sin duda el elemento más importante de cualquier salón, de él dependerán el resto de complementos decorativos. En primer lugar, debes tener en cuenta el espacio del que dispones para colocar el sofá, y en función de esta característica podrás escoger el modelo y el diseño.

Tienes una gran variedad de opciones por ejemplo un tresillo con chaise longe de dos tres o de cuatro plazas. La forma también es muy importante puesto que va a determinar el estilo de tu salón, si quieres darle un aire más clásico o un toque más moderno.

Un sofá con terminaciones redondeadas y con cojines mullidos son las apuestas más clásicas y habituales en cualquier hogar. Aunque si prefieres un estilo mucho más moderno, apuesta por las líneas rectas y las patas metálicas, que están muy de moda últimamente.

La estructura puede ser de madera o de metal, lo que más cómodo te resulte. Y no te olvides de elegir otras características básicas como el tipo de respaldo, los asientos e incluso los huecos donde puedes guardar accesorios por ejemplo en los brazos.

Un diseño elegante y moderno aporta un aire sofisticado a tu hogar, pero valora también que se trata de un sofá cómodo, además de estético. Los reposapiés o la posibilidad de añadir un gracioso puf pueden contribuir a hacer del sofá un mueble confortable del que ningún miembro de la familia se querrá levantar.

Por último tendrás que elegir el tapizado, otro punto determinante para cualquier sofá. La gran variedad de materiales, estampados y colores hacen que esta decisión sea una auténtica labor imposible. Antes de tomar la decisión final ten en cuenta que la tela escogida sea resistente a las rozaduras o que incluso puedas lavarla en la lavadora.