Trucos para forrar perchas
Los amantes del orden y de la limpieza seguro que encuentran en la manualidad de hoy el entretenimiento perfecto. Una interesante idea para que nuestro armario esté decorado con un diseño original y personalizado como más te guste, es forrar perchas de ropa.

Además de decorativo también conseguirás proteger las prendas más delicadas, ya que algunas perchas de madera tienen astillas o enganches metálicos que pueden estropear determinadas piezas de ropa. Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: retazos de la tela con el diseño que más te guste y del tejido que prefieras; perchas normales; algodón en rama; cinta y pegamento para tela. Como ves son materiales muy fáciles de encontrar y baratos, seguro que algunos los tienes por casa y así te ahorras un dinero extra.

En primer lugar tienes que dibujar el contorno de la percha sobre un papel que más tarde te servirá como guía para recortar la tela en cuestión. Antes de nada, recuerda que debes cortar el doble de esta medida, añadiendo además un centímetro más para la costura.

A continuación, cubre la percha con el algodón y después coloca la tela. Envuelve toda la percha, y cósela desde el centro hacia los bordes alisando la superficie para que no quede ninguna arruga. Para terminar tienes que aplicar un poco de pegamento adhesivo en la base del gancho y colocar la cinta, que tendrás que ir colocando alrededor de toda la percha, dando vueltas. Cuando hayas terminado de sujetar la tela con ayuda de esta cinta, tienes que pegar la punta final con un poco de pegamento para este tipo de tejidos.

Como ves se trata de una manualidad muy sencilla, con la que no necesitas ser ninguna experta costurera, tan sólo escoger las telas más originales y combinar los colores como prefieras. Puedes incluso añadir nuevos detalles o adornos para diseñar una percha infantil.