Trucos para lijar madera
Una de las tareas más habituales de nuestro hogar cuando tenemos que realizar labores de mantenimiento, de reparación, de restauración o divertidas manualidades, consiste en lijar madera. Para ayudarte a conseguir un resultado lo más profesional posible, en pocos y sencillos pasos, únicamente debes seguir al pie de la letra los consejos que te ofrecemos a continuación.

Para empezar debes saber que el elemento más importante cuando trabajamos con madera es el tipo de lija en cuestión. Si escoges el papel de lija, acuérdate de que tienes distintos grados en función del tamaño de sus partículas abrasivas. Esto quiere decir que cuando compres el papel de lija, deberás tener valorar la superficie que a trabajar, es decir, si metal o madera.

Los tacos de madera envueltos en papel de lija son una alternativa muy recomendable para lijar acabados finos con la mayor comodidad y rapidez posible, y por supuesto, evitar hacernos daño mientras realizamos nuestra tarea. No olvides que siempre debemos lijar siguiendo la dirección del dibujo de la madera, si queremos hacer bien nuestro trabajo.

Para un pulido muy fino en madera maciza y chapeado, lo mejor es utilizar una lija de grano medio, así evitarás que el material se estropee. Las lijadoras eléctricas son una alternativa muy interesante cuando tenemos que lijar superficies grandes, y si además escoges una de forma triangular podrás acceder a todos los rincones más fácilmente.

Ahora que conoces todos estos sencillos trucos podrás realizar cualquier tarea de bricolaje que te propongas, de una manera mucho más fácil y rápida. No tengas miedo de poner a prueba tus habilidades, porque una vez que te animes a realizar alguna labor de bricolaje, seguro que continúas poniéndote a prueba con muchas más tareas.