Trucos para limpiar paredes
Limpiar las paredes de nuestro hogar es una tarea mucho mas sencilla de realizar de lo que parece. Una labor que no debemos pasar por alto, ya que las paredes de nuestro hogar también son muy importantes en la decoración.

¿Quieres saber cómo debes limpiar para conseguir un buen resultado, pero sin estropear las paredes? Pues toma nota de los consejos que te ofrecemos a continuación y que están al alcance de cualquier aficionado al bricolaje.

Para empezar deberás retirar los restos de polvo y de suciedad de tus paredes con un trapo seco o con un plumero. Acuérdate también del rodapié o zócalo que suele ser una de las partes más olvidadas de nuestra pared. A continuación debes limpiar tus paredes con un limpiador suave y una esponja o paño. Ten cuidado a la hora de realizar esta tarea si no quieres estropear tu pared y maltratar la pintura.

Cuando hayas terminado tendrás que enjuagar el jabón con agua y pasar una toalla para absorber el exceso de líquido. No te saltes este paso y retira la humedad de tu pared para evitar que se estropee.

Si tienes que limpiar una mancha de aceite, lo mejor es utilizar agua caliente y un poco de lavavajillas, o bien un producto especial para este tipo de manchas. En cualquier caso, recuerda que nunca deberás emplear productos de limpieza que contengan una alta cantidad de alcohol, ya que pueden aclarar la pintura de tu pared.

Como te habíamos prometido, se trata de unos consejos muy sencillos, rápidos, y lo mejor de todo, muy económicos, que cualquiera de nuestros lectores puede realizar. Así que acuérdate de limpiar frecuentemente las paredes de tu hogar para presumir de una decoración impecable.