Trucos para pintar techo de yeso
En el artículo de hoy te ofrecemos una interesante guía de consejos con los que pintar tu techo de yeso laminado nunca ha sido tan fácil ni tan cómodo. Coge lápiz y papel y toma buena nota de nuestras explicaciones, que te demostrarán que no es necesario ser un gran experto en bricolaje para lograr unos excelentes resultados.

Comenzaremos nuestro trabajo repasando el techo con ayuda de una lijadora con forma delta equipada con una hoja de lija de grano fino, y prestando especial atención a la masilla de las juntas. Cuando realices este paso deberás asegurarte de que tu techo está perfectamente limpio y seco, para conseguir un resultado profesional.

A continuación tendrás que aplicar una pintura vinílica de gran cubrición y fácil aplicación, que sea especial para este tipo de superficies, y que puedes adquirir en cualquier tienda especializada en bricolaje. Remueve bien la pintura para conseguir un resultado homogéneo y después aplícala con ayuda de un rodillo antigoteo y un alargador telescópico. Un truco muy eficaz es dar dos manos cruzadas para conseguir mayor uniformidad en las juntas.

Espera a que la pintura se haya secado por completo el tiempo que especifica el fabricante en el envase. Cuando tengas que realizar este tipo de trabajos decorativos en cualquier espacio del hogar, sobre todo en las habitaciones interiores, es recomendable ventilar correctamente el espacio. Así que abre todas las ventanas para evitar que el molesto olor a pintura envuelva hasta el último rincón de tu hogar.

Como te había prometido se trata de una tarea muy sencilla y rápida que puedes realizar sin necesidad de ser un gran experto en estos temas. La primera restauración de otras muchas que están por llegar, porque una vez que te pongas manos a la obra con ella, seguro que no te detienes aquí.