Trucos para teñir la ropa
Si quieres actualizar tus viejas prendas de ropa con colores atrevidos y ácidos, que es una de las tendencias más importantes de la temporada actual, te recomiendo que no pierdas detalle al artículo de hoy. En esta ocasión te explicaremos todos los pasos que tienes que seguir para teñir tu ropa y conseguir un resultado perfecto, como recién salido del comercio.

El primer paso será decolorar la prenda y así después poder teñirla con el color que más nos guste. Para ello empezaremos calentando agua en un recipiente bastante resistente y remojando la prenda durante unos minutos, pero recuerda que el agua deberá estar bastante caliente, sin llegar a hervir. A continuación, en otro recipiente distinto tendrás que mezclar medio litro de agua tibia y disolver un poco de decolorante, después retira la prenda del primer recipiente y vierte el agua caliente en la mezcla que acabas de realizar.

El siguiente paso será mezclar ambos líquidos y sumergir la prenda en el recipiente que deberás poner al fuego hasta que empiece a hervir. Remueve constantemente el agua durante una media hora hasta que compruebes que el color ha desaparecido. Es importante que tengas en cuenta que la seda y la lana necesita hervir a un fuego más lento y que no supere los veinte minutos.

Tarea fácil, rápida y barata

Una vez aclarado este aspecto, puedes continuar con tu tarea retirando el recipiente del fuego y dejando que se enfríe el contenido. Cuando esté a temperatura ambiente, podrás retirar la prenda y lavarla a mano con detergente común. Con la ropa limpia y seca podrás proceder a teñirla, y para esto deberás escoger el tinte que más te guste.

Ten en cuenta que en el mercado existen diferentes tipos de tintes que pueden ser para utilizar a mano, en lavadora, en agua fría o caliente. Así que escoge el que más cómodo te resulte y sigue al pie de la letra las instrucciones del fabricante, aunque mi consejo es que optes por el tinte en agua caliente que es con el que mejores resultados logramos.

Es tan fácil como mezclar en un recipiente agua y el tinte en cuestión, a continuación sumerge la ropa y deja que empiece a hervir a fuego lento durante unos 15 minutos. Y recuerda que puedes utilizar esta técnica para fibras naturales con absoluta confianza, como por ejemplo algodón, hilo, seda o nailon, entre otras.