Un huerto en tu jardín
La mejor manera de concienciar a los más pequeños de la casa y ayudarles a comprender la importancia de una comida sana y equilibrada con productos naturales de la tierra, es darles un buen ejemplo. Está demostrado que los niños imitan los comportamientos de los adultos, así que si quieres poner en práctica los consejos de los expertos psicólogos en cuanto a alimentación se refiere, una buena actividad es crear un huerto en tu jardín.

Aunque te parezca difícil, verás que no necesitas ser todo un experto para montar un pequeño huerto donde cultivar cualquier tipo de hortalizas y verduras. Sigue los pasos que se detallan a continuación y podrás empezar a disfrutar de una comida sana y equilibrada, una manualidad tan sencilla y rápida que incluso pueden realizar tus hijos, por supuesto bajo la supervisión de un adulto.

Los materiales que vas a necesitar son: una caja de madera, cuanto más grande mejor; un plástico para forrar la caja; una pequeña pala y un rastrillo; una regadera; tierra y por último, semillas de hortalizas u otros vegetales que quieras plantar.

El primer paso es determinar el lugar donde estará tu huerto, conviene escoger un espacio con bastantes horas de sol. A continuación limpia en profundidad la caja de madera y forra el interior con el plástico, como el que se utilizan en las obras para proteger el suelo.

Recuerda hacer algunos pequeños agujeros en la parte inferior de la caja para que el agua que sobra después de regar las plantas no se acumule en las raíces, y termine por pudrir tus plantas. Después rellena todo el espacio de tu caja con una buena capa de tierra gorda.

Con ayuda del rastrillo tienes que hacer pequeños surcos en la tierra e introducir las semillas, fíjate en las indicaciones del fabricante a la hora de plantarlas, puesto que algunas plantas es mejor cultivarlas en determinadas épocas del año. Una vez terminados todos estos pasos, a partir de ahora tan sólo es tener paciencia para ver crecer a tus plantas.