Unificar paredes difíciles
En nuestro artículo de hoy os explicaremos unos sencillos y prácticos trucos con los que podrás unificar el aspecto de cualquier superficie de tu hogar, de una manera fácil y rápida. Una tarea que está al alcance de todos nuestros lectores, y con la que no necesitarás ser un gran experto en bricolaje, ni gastarte un dineral en herramientas y materiales, para lograr un buen resultado.

Lo primero que tendrás que hacer será limpiar la superficie en cuestión para que los materiales se adhieran mejor. Una vez que hayas eliminado todos los restos de suciedad y de polvo de tu pared, podrás aplicar el fondo fijador al agua y de gran adherencia. Un producto que podrás adquirir muy fácilmente, en cualquier tienda de bricolaje.

Cuando tengas este material tendrás que seguir al pie de la letra todas las instrucciones de uso que especifica el fabricante en el envase. Asimismo, es recomendable ventilar muy bien el espacio de nuestro hogar para evitar que se acumule el fuerte olor de pinturas y de otros materiales de bricolaje, que resultan muy molestos y nocivos.

Además, antes de aplicar el fondo fijador tendrás que asegurarte de que la superficie de tu pared no presenta imperfectos. Si lo consideras necesario, deberás utilizar masilla reparadora para rellenar pequeños huecos. Cuando tu pared esté uniforme y lisa, podrás aplicar el fondo al agua con ayuda de un rodillo.

Recuerda que deberás esperar el tiempo que el fabricante especifica en el envase antes de poder aplicar la pintura. Cuando el fondo fijador se haya secado y todas las manchas de la pared estén cubiertas, podrás pintar la superficie.

Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo de hoy, se trata de una tarea muy sencilla, rápida y barata, pero con unos extraordinarios resultados. Así que no tengas miedo de ponerte manos a la obra con la tarea de hoy, y empezar a reparar todas las superficies de tu hogar que precisen atención.