Aislar las paredes de una habitación del ruido
El estrés, la ansiedad, las preocupaciones, los vecinos ruidosos… Son muchos los motivos que nos impiden disfrutar de un momento de tranquilidad en nuestro hogar. Todos hemos sufrido en algún que otro momento de nuestras vidas a esos molestos vecinos que se pasean a cualquier hora con zapatos de tacón, sus interminables obras o reparaciones, el ruido de su televisor y un largo etcétera. Por eso en nuestro artículo de hoy quiero ayudarte a aislar acústicamente una habitación. ¿Comenzamos?

Antes de nada, te advierto que es una tarea bastante laboriosa, así que te llevará cierto tiempo y tal vez necesites la ayuda de alguien. Ahora sí, toma nota de todo lo que necesitas.

Una lámina viscoelástica

Para empezar vas a necesitar una lámina viscoelástica de un tamaño adecuado para tu pared. Este material lo puedes conseguir en cualquier tienda de bricolaje o especializada en este tipo de tareas. Cuando lo tengas, deberás retirar el rodapié y colocar esta lámina en cada una de las paredes de tu hogar con ayuda de un adhesivo especial para este tipo de actividades.

Aislar las paredes de una habitación del ruido

Perfiles metálicos y placas de yeso

A continuación tendrás que instalar perfiles metálicos que dejen una pequeña cámara de aire y colocar después lana mineral, que es un material bastante recomendable para aislar el sonido. El último paso que tendrás que realizar será colocar las nuevas placas de yeso sobre las paredes de tu habitación.

Aislar las paredes es un trabajo de bricolaje bastante laborioso, así que tómate tu tiempo y solicita la ayuda de un experto si lo consideras necesario. Aunque si tienes cierta experiencia y buenos conocimientos de bricolaje, tal vez puedas hacerlo tú mismo y con tus propias manos.