Alfombra infantil
Si no sabes cómo entretener a tus hijos y al mismo tiempo estimular su inteligencia y creatividad, desde Bricomanias te recomendamos que pongas en práctica la interesante y divertida manualidad que te invitamos a descubrir a continuación. Así que coge lápiz y papel y no pierdas detalle de todos los pasos que deberás realizar para diseñar una bonita alfombra infantil.

Lo único que necesitas es un retazo de tela con las dimensiones que quieres que tenga tu alfombra, unas tijeras, hilo y aguja, y los detalles ornamentales que prefieras. Una vez que hayas reunido todos estos artículos, podrás empezar por pensar en un diseño, que puede ser desde un divertido animal, hasta una forma geométrica o el dibujo animado favorito de tus hijos.

Una vez que tengas claro lo que quieres diseñar, sólo falta comprar una tela con unos colores y con un diseño específico que te ayuden a conseguir ese estilo. En este sentido, el animal print suele ser la opción más acertada, sobre todo el diseño de vaca. Sobre un patrón de papel deberás dibujar la forma de tu animal, y recortar la tela siguiendo esta referencia.

Cose un pequeño dobladillo a esta tela para evitar que la alfombra se deshilache y después podrás añadir todos los detalles ornamentales que pienses que pueden quedar bien. Puedes coser o pegar abalorios, lentejuelas, pompones o cualquier otra propuesta que se te pase por la cabeza.

No tengas miedo de poner en práctica un sinfín de ideas y deja volar tu imaginación hasta límites insospechados, porque seguro que te sorprendes con los resultados. Además, deja que tus hijos también participen en la manualidad, pero vigila cada uno de sus pasos para evitar que se hagan daño.