Almacenar ropa de cama y ahorrar espacio
Cuando termina la temporada de invierno, hay una tarea a la que nos enfrentamos todos en nuestro hogar: el temido cambio de armario. Los abrigos, las bufandas, las mantas, los edredones y un sinfín de prendas más, que no necesitaremos durante los meses más cálidos del año, y que debemos pensar dónde guardar para que no molesten y ocupen espacio innecesario.

Una posible solución es almacenar ropa al vacío en cajas de plástico que podemos colocar debajo de la caja o en esos cajones inaccesibles de nustro armario, que no utilizamos muy habitualmente. Sin embargo, ¿cómo podemos almacenar ropa al vacío y ahorrar espacio? La respuesta la encontrarás en nuestro artículo de hoy, así que no pierdas detalle y toma buena nota.

Lo primero de todo será escoger el recipiente y después adquirir bolsas de plástico que podemos comprar en cualquier tienda de bricolaje, decoración o similar. Introduce tu ropa en la bolsa y, sujetando muy bien un extremo, aspira todo el aire de su interior con ayuda de un aspirador, como el que utilizamos para eliminar el polvo. Cuando hayas terminado, tendrás que cerrar la bolsa rápidamente con una cinta adhesiva, asegurándote de que no entra nada de aire.

A continuación, podrás guardar tu ropa empaquetada al vacío en cualquier espacio de tu hogar, aprovechando al máximo todos tus ambientes, y de esta forma economizando al máximo. Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una tarea muy fácil y rápida, que está al alcance de todos nuestros lectores.

Unas interesantes y prácticas sugerencias con las que podrás economizar el espacio de tu hogar. Así que ponte manos a la obra y empieza a preparar tu hogar para la llegada de la próxima estación. No dejes que la nueva temporada no te pille in fraganti.