Aprende a lijar ventanas de madera
Las ventanas de madera pueden resistir en buenas condiciones durante muchos años, siempre que las cuidemos correctamente y con los materiales apropiados. Aunque para conseguirlo debemos tener en cuenta una serie de consejos básicos que te explicamos en nuestro artículo de hoy.

Unos trucos que están al alcance de todos nuestros lectores, fáciles, rápidos y muy baratos. ¿Preparado/a para mantener el buen aspecto de tus ventanas después del invierno? En ese caso, coge lápiz y papel y no pierdas detalle de todo lo que necesitas saber.

Aprende a lijar ventanas de madera
Lo primero será retirar tus ventanas y preparar tu zona de trabajo para realizar esta tarea con la mayor comodidad posible. Cuando tengas todo listo podrás limpiar la superficie con lejía y después tendrás que lijarla para eliminar los restos de barniz en mal estado.

Limpiar, lijar y barnizar

En función de los daños que presente tu ventana podrás utilizar un tipo de lija u otro. Para pequeños imperfectos, será suficiente con un papel fino, mientras que los daños más profundos requerirán de una lijadora eléctrica.

Una vez que hayas hecho todo esto podrás limpiar de nuevo la superficie para eliminar los restos de polvo y suciedad tras lijar. Para terminar, solo falta aplicar el barniz especial para madera.

Una actividad fácil, rápida y barata

Extiende este producto utilizando un pincel redondo de tamaño medio, y siguiendo las instrucciones que especifica el fabricante en el envase. Cuando hayas terminado de aplicar la primera capa de barniz tendrás que esperar a que se seque para volver a lijar. Para terminar extiende una segunda capa repitiendo el paso anterior, y entonces podrás presumir de ventana impecable y en perfectas condiciones.

¿Qué te han parecido nuestros consejos de hoy? Ahora es tu turno, así que manos a la obra.